Sobre los maridajes con café

¡Hola! Aprovecho esta entrada para saludar a quienes tenían mucho sin leerme. El blog ha estado siendo víctima de una agenda que lo maltrata.

Hoy voy a aprovechar la introducción que hace este artículo hermoso de Bocatips para tratar un poco el tema del maridaje con café.

Comenzaré diciendo que pueden haber diferentes objetivos en un maridaje. A veces lo que se busca es sorprender y otras veces lo que se busca es resaltar la complementariedad entre los sabores de los elementos utilizados. Cuando se degusta un café se toman en cuenta 5 aspectos organolépticos principales:

– Acidez
– Dulzura
– Cuerpo
– Postgusto
– Notas de aroma y sabor

Si la finalidad del maridaje es mostrar complementariedad entre los alimentos y el café (digamos que sí), al seleccionar los alimentos que serán maridados con el café se deben buscar algunos que complementen alguna de estas características organolépticas. Además de esto, deben observarse las notas de sabores predominantes en el café maridado para resaltarla. En ese mismo tipo de ejercicios, a veces resulta útil utilizar la oposición completa para mostrar lo “agradable” de la complementariedad o bien combinar dos cosas iguales para mostrar cómo en lugar de resaltarse lo que hacen es opacar todas las otras características del alimento y del café. Un ejemplo de esto último es combinar un café con notas muy dulces con un brownie muy azucarado.

Por ejemplo: un café con notas de chocolate, mucho cuerpo, postgusto largo y alto nivel de dulzura, podía maridarse con un chocolate amargo, de postgusto corto y ligero en cuerpo y untuosidad.

Pequeño ejercicio para los motivados:

¿Con qué tipo de chocolate maridarías un café con notas de avellana, acidez pronunciada, mucho cuerpo, postgusto largo?

Cafe y Coral
¿Café con especias? (en este caso orégano) Hay quienes se atreven a tomarlo con mantequilla.
Advertisements

6 thoughts on “Sobre los maridajes con café

  1. Me parece bien, de ahora en adelante voy a probar un marinado de café con cualquier fruto por lo menos, o chocolate amargo etc.

    Like

  2. Hola¡ me parece que el maridar los productos es algo un poco más complejo. Este maridaje que propones de contrastes a mí me gusta mucho, pero creo que el maridaje por afinidad también puede dar muy buenos resultados. Es decir, si quieres maridar un café con toques dulces, no creo que sea obligatorio incorporar toques amargos. A mí me parece más adecuado más que fijarme tanto en los sabores, fijarnos quizás más en la astringencia por ejemplo. Hay cafés astringentes, entonces un postre fresco, suave, con textura más de flan o gelatinosa o esponjosa (agradable al tacto) podría mejorar este pequeño “defecto”. Al final, un maridaje, desde mi punto de vista, consiste en que tanto bebida como comida se ensalcen y mejoren ambos.

    Conclusión: el maridaje no creo que siempre tenga que ser de contrastes, y no creo que para maridar una comida sea necesario tan solo prestar atención a los sabores. Las sensaciones son muy importantes, y a mí me encanta jugar con los toques mentolados, con las temperaturas de frío y caliente, el crujiente con lo esponjoso, las bebidas más “mantecosas” o “achocolatadas” con productos un poco ácidos para que te limpien el paladar.

    Un saludo, espero que os guste el comentario.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s