#isleñosfelices: Gaelle

 

Gaelle 2

Ella es Gaelle Demouy. La conocí cuando me mudé de vuelta a Santo Domingo para iniciar nuestra aventura cafetera. Nos hemos hecho amigas y yo soy su fiel admiradora. Gaelle es una #isleñafeliz. Es esposa, madre de 3 y encargada de Desarrollo y Comunicación en DELICIEL. Cuando le pregunté cuál era su canción preferida me dijo que ahora mismo solo tiene“mariposita” en la cabeza, la última canción que trajo su hijo de la escuela, pero se derrite cuando la canta!

¿Cuando tomaste café por primera vez?
Como a los 8 años, cuando mi papá me dejaba agarrar con una cucharita el azúcar que quedaba en el fondo de su taza…

Si tuvieras que elegir un lugar que te haga pensar en gastronomía,  ¿cual sería?
Francia, bien sûr!

Gaelle 4

¿Tienes una rutina de comidas en la semana o en el fin de semana?
En la semana sí. Hay 2 razones principales: no me sobra mucho tiempo en mi día… entonces planifico los almuerzos y las cenas para toda la semana ! Y debo admitir que no hay mucha originalidad en lo que comemos, en gran parte porque trato de buscar comidas equilibradas, pero que les guste a los 3 niños! Deben probar de todo pero no quiero luchar durante las comidas, quiero que sean momentos relajados en familia.

¿El café en familia o sola para pensar?
¡En familia ! En el día a día, es el momento en el cual hablamos de manera más relajada del trabajo con mi esposo antes de volver a la oficina…Los niños ya se fueron a jugar y podemos contarnos nuestras aventuras de la mañana sin ser interrumpidos!

Gaelle 3

A mi me hace muy feliz beber leche con chocolate. Me recuerda mi infancia ¿tienes alguna comida o bebida así?
¡Un dulcito de coco que me hacía mi nana cuando era pequeña !

¿Qué es lo más extraño de tener un negocio de alimentos?
Pienso que lo más curioso es que es un negocio en el cual no se trabaja en vista de rentabilidad si no por convicción. Muchas veces pienso que hubiéramos podido escoger un trabajo menos complicado y estresante…. pero a la vez tiene tanto sentido para nosotros el hecho de fabricar productos locales y naturales ! Pienso que no pudiera tener un trabajo en el cual no me sintiera profundamente identificada.
Gaelle 1
¿Hay un lugar en la ciudad que te haga soñar? El mío es el Malecón
Mi lugar favorito es mi jardín, ¡lejos de la locura de la ciudad y de su tránsito! Claro, me encanta la cuidad colonial, pero donde realmente me relajo es cuando estoy descalza en la grama, rodeada de verde y de los cantos de nuestras ciguitas…

¿Cómo se siente vivir en una isla?
¡Privilegiada ! Me encanta el mar, me hace soñar y me tranquiliza, puedo quedarme horas mirándolo. Estoy fascinada también por la mentalidad confiada y tranquila de los isleños: ¡quisiera poder ser más así!

Gaelle 5

¿Te gustan los sabores nuevos? Porqué sí o porqué no? 
¡Claro que sí! Me encanta probar nuevas combinaciones y arriesgarme con nuevos sabores. Aunque a veces en los productos que creamos debemos limitar un poco nuestro entusiasmo porque sabemos que los sabores clásicos funcionan frecuentemente mejor. Pero una novedad en un sabor puede ser sencillamente escoger la vainilla de Madagascar en vez de un aroma artificial !

¿Qué es lo que más te gusta en un café? 
¡El pedazo de chocolate que lo acompaña!

Todas las fotos son propiedad de Gaelle. Puedes ver más sobre ella en su Instagram @delicielrd

 

Advertisements

Parte 1: Los 10 mejores regalos para cafeteros – 2015

Cómo el día de Navidad se va acercando y hay muchos que empiezan a preguntarse qué regalarle a sus seres queridos cafeteros, les dejo una listita de regalos sencillos que hice rapidamente a petición de unos amigos:

1. Café de especialidad recién tostado. Este es el mejor regalo de todos para una persona que disfruta del buen café. Me pueden contactar para recomendaciones específicas según el país y el gusto. En el caso del café de especialidad dominicano, ya saben mi opinión.
2. Una greca en acero inoxidable. Las considero mejores que las grecas de aluminio. No provocan sabor metálico, son más estables, más bonitas y duran más.
3. Un molino manual. Es un regalo económico, muy útil y duradero. Recomiendo este.
4. Un cono, v60 o cualquier otro tipo de extracción de filtro sencilla. Recomiendo este y este.
5. Una Aeropress. Les debo una publicación explicando como funciona y sus ventajas, pero es mi método de extracción preferido. Pueden verla en este enlace y de verdad la aconsejo como regalo.
6. Un buen desayuno para acompañar el café.
7. Un buen libro para acompañar el café.
8. Una libreta de notas para atrapar la inspiración.
9. Una rueda de sabores para que se vayan entrenando el paladar. Se puede comprar aquí o se puede imprimir y plástificar.
10. Un juego de tazas de café de distintos tamaños: para espresso, para capuccino, para café de filtro. Es un bonito detalle si están personalizadas.

 

Nuestro café fresco y recién tostado,
Nuestro café fresco y recién tostado,

La amargura en el café

No me gustan los sabores amargos. Para mí, la amargura daña cualquier cosa. Sin embargo, he oído a muchas personas (como mi esposo) que se encuentran interesantes los sabores amargos.

Me imagino que a alguien le habrá chocado leer que una persona que tiene un blog de café piensa que la amargura es desagradable. Yo también me hubiera sorprendido, pero les cuento que no es una locura. En el mundo del café, la acidez es muchas veces más apreciada que la amargura y esta última puede incluso llegar a ser considerada como un defecto.

Uno de los renglones en las catas de café es la identificación de la amargura y calificarla como positiva o negativa. Eso no suena muy difícil, porque creo que todo el mundo piensa que tiene una idea clara de lo que es un sabor amargo. Sorprendentemente, diferenciar la amargura de la acidez de un café puede ser bastante difícil.

Ok… entonces, ¿qué es la amargura?

Algunos diccionarios definen la amargura como una falta de dulzura. A diferencia de la acidez, que depende de la presencia de un ácido, la amargura y la dulzura dependen de la interacción de moléculas específicas con las papilas gustativas. Según las teorías más conocidas, el sabor amargo se detecta en la zona posterior de la lengua. Hay debates sobre esto, porque según algunos expertos, la repartición de la percepción en la lengua es mucho más uniforme.

En el café, la amargura puede servir para dar profundidad al sabor de una extracción si su presencia no es excesiva. Hay tipos de café que tienen niveles “intrínsecos” de amargura más intensos que otros. Por ejemplo,  los cafés de tipo robusta son naturalmente más amargos que los de tipo arábica. Del mismo modo hay algunas razones externas al sabor natural del grano que pueden contribuir a que la amargura excesiva impida percibir los demás matices del sabor. Las más comunes son las siguientes:

1. El tostado está demasiado oscuro: los tostados demasiado oscuros pueden quemar el café y ese sabor amargo puede ser fruto de una ruptura en las moléculas por esta causa.

2. El equipo está sucio: los sedimentos en las grecas y máquinas espresso pueden hacer que el café sepa amargo dado que estos se queman cada vez más con cada extracción.

3. La molienda está demasiado fina: Una molienda demasiado fina no permite que el agua pase a la velocidad necesaria para que el contacto con el agua caliente no queme el café. La molienda debe corresponder a la presión que se producirá en la extracción, de ahí que para una extracción de un espresso se use una molienda más fina (presión muy elevada) y para una extracción de filtro se use una molienda más gruesa (muy poca presión, solamente la fuerza de la gravedad)

4. El tiempo de extracción fue demasiado largo: el contacto muy prolongado con el agua caliente puede quemar o “hervir” el café y dejarnos con una sopa amarga.

 

Té negro y agua para entrenar el paladar para aprender lo que es amargura
Té negro y agua con diferentes concentraciones para entrenarme el paladar y aprender lo que es amargura

Reconocer aromas en el café

Además de conservar los elementos beneficiosos del café, la frescura del mismo permite conservar sus aromas y su sabor único. Si uno hace la prueba de oler una muestra de café recién molido y una muestra de cualquier café comprado ya empacado y molido en un supermercado, se puede dar cuenta de que una de ellas tiene un olor distintivo, diferente, mientras que la otra no huele a gran cosa.

Me van a leer mucho hablando de la frescura, pero es que es crucial para poder apreciar los aromas de un café.

Los aromas del café son fruto de condiciones ambientales del lugar donde se siembre y de la biodiversidad que exista cerca. En el caso de un cafeto sembrado junto a un árbol de cacao, el café resultante de ese árbol tendrá notas de chocolate. De la misma manera, un café sembrado junto a un árbol de caucho, tendrá notas de goma de lápiz.

Teniendo todo esto en cuenta los invito a hacer un juego para familiarizarse con la presencia de aromas distintos en el café. La idea es poder darse cuenta de que cada café tiene algo único en su aroma. Les voy a presentar la forma adecuada de hacerlo y después una forma usando lo que aparezca.

Juego de aromas (forma adecuada)

Materiales:

– de 2 a  4 tazas de porcelana o vidrio. Pueden ser tazones o pozuelos;
– de  2 o 4 cafés frescos. Para ello pueden comprarlos en algún establecimiento donde se tueste café fresco;
– Etiquetas o papel con cinta adhesiva;
– Lápiz, lapicero o marcador;
– Rueda de sabores y aromas. La pueden imprimir de aquí.
– Papel para escribir notas.

1. Preparen las tazas, pegando una etiqueta o poniendo un papel debajo con una letra para cada una.
2. Identifiquen cada café con una letra.
3. Muelan unos 30 gramos de cada uno y póngalo en la taza correspondiente.
4. Luego, muevan las tazas hasta que no sepan cuál era cuál.
5. Tengan su rueda de sabores y aromas cerca, apaguen el celular (es difícil concentrarse con el Whatsapp vibrando) y huelan cada muestra.
6. Traten de identificar un aroma, perfume o recuerdo que esa muestra les evoque y escríbanlo en la hoja. La respuesta puede ser “abuela” como “chocolate”. No hay respuesta correcta ni equivocada.
7. Lean cada respuesta para ver cuales diferencias y similitudes encontraron.

Identificando los aromas de cada café usando café fresco.
Identificando los aromas de cada café usando café fresco.

Juego de aromas (usando lo que aparezca)

En esta versión vamos a usar cafés comprados ya molidos en el supermercado. Les advierto que este juego es mucho más difícil y frustrante, porque el café viejo ya ha perdido casi todos su aromas.

Materiales:

– de 2 a  4 tazas de porcelana o vidrio. Pueden ser tazones o pozuelos también;
– de  2 o 4 cafés molido
– Etiquetas o papel con cinta adhesiva;
– Lápiz, lapicero o marcador;
– Rueda de sabores y aromas. La pueden imprimir de aquí.
– Papel para escribir notas.

1. Preparen las tazas, pegando una etiqueta o poniendo un papel debajo con una letra para cada una.
2. Identifiquen cada café con una letra.
3. Pesen unos 30 gramos de cada uno y póngalo en la taza correspondiente.
4. Luego, muevan las tazas hasta que no sepan cuál era cuál.
5. Tengan su rueda de sabores y aromas cerca, apaguen el celular (es difícil concentrarse con el Whatsapp vibrando) y huelan cada muestra.
6. Traten de identificar un aroma, perfume o recuerdo que esa muestra les evoque y escríbanlo en la hoja. La respuesta puede ser “abuela” como “chocolate”. No hay respuesta correcta ni equivocada.
7. Lean cada respuesta para ver cuales diferencias y similitudes encontraron.

¡Cuéntenme cómo les fue!

La leche y el café: amigos para siempre

El café y la leche van muy bien juntos. El café con leche caliente es la bebida preferida de mi mamá aunque ella tal vez no lo haya pensado, pero nunca la veo tan contenta bebiéndose algo como cuando se bebe el café con leche muy caliente. De igual modo, el cortadito es el más ordenado cuando salgo a comer con amigos.

La leche tiene muchas formas de interactuar con el café. Una de las cosas más sorprendentes para mí en cuanto a la leche y el café es que una leche bien aereada y calentada puede servir para endulzar el café. Cuando las moléculas de lactosa de la leche se rompen al momento de calentarlas, el sabor de la leche cambia y su dulzura se vuelve fácilmente perceptible. Cuando la leche esta bien tratada y no se calienta a más de 70 grados celcios, sirve para endulzar el café.

¿Por qué nos gusta tanto?

La grasa de la leche interactúa muy bien con el café y le agrega cuerpo. A mí me gusta usar la leche entera para todo. No me parece que la leche descremada o hasta semidescremada sea muy buena leche para café, pero esa no es una opinión universal. Aquí y aquí hay más información sobre la grasa en la leche.

Un cappuccino por la mañana, antes de ocuparme de mis plantas de tomate
Un cappuccino por la mañana, antes de ocuparme de mis plantas de tomate (que no acaban de crecer)

Formas de utilizar la leche

Hay tres formas de utilizar la leche en el café: leche sin airear, espuma de leche y micro-espuma. La leche sin airear se usa para los cafés con leche y los cortaditos. La espuma de leche se usa para capuccinos. La micro-espuma se usa para los lattes y latte arte.

Les dejo para terminar un gráfico que muestra las proporciones de las distintas bebidas de café que se hacen con leche:

Gráfico de CreativeCommons con bebidas de café y leche
Gráfico de CreativeCommons con bebidas de café y leche

Alguito sobre la molienda

El tema de la molienda es un tema muy debatido en el café porque la verdad es que cambia todo. Los molinos deben ser ajustados según el tipo de extracción que se busque porque un tamaño inadecuado de molienda puede dañar todo: puede quemar el café, cambiar el sabor, lograr demasiada concentración… muchas cosas que no queremos.

Tengo unos meses trabajando en mi propia infografía para explicar el tamaño de la molienda según el método de extracción, pero mientras termino la mía les dejo esta que fue elaborada por coffeekind.com comparando el tamaño de la molienda con una moneda de un centavo de dólar americano.

coffee-grind-size-chart
Guía de molienda de Coffe Kind