Navidad cafetera 2016

Como de costumbre, les he preparado una lista de regalos cafeteros para los apasionados de café en sus vidas. Yo se, estamos a 14 de diciembre y la mayoría no tenemos Amazon Prime. Pero no hay razón de pánico, he incluido en la lista varios regalos que se encuentran con facilidad en Santo Domingo. Esa es mi manera de excusarme por estar tarde…

  1. Aeropress. Para mi es el mejor regalo de todos. Esta cafetera produce un café de ensueño y uno se siente cool/aventurero/especialista cuando la usa. Mi preferida absoluta.
  2. Club Isleño. Para Santo Domingo.Esta membresía permite recibir 12 cafés recién tostados por el precio de 11 a la puerta de tu casa. Tu elijes los días y la frecuencia.
  3. Prensa francesa. Otro método de extracción suave para un café intenso en sabor pero bajo en amargura. En Santo Domingo se encuentra en Casa Cuesta y en Ikea.
  4. Prensa francesa de precisión. Esta es una versión más sofisticada de la prensa francesa tradicional. Tiene termómetro integrado, calienta el agua y mantiene el café caliente más tiempo. En Santo Domingo, tiendas Corripio, Casa Cuesta y Hi-Fi.
  5. Tarjetas de trivia sobre el café. Para esa persona que sabe todo sobre café será una delicia probar sus conocimientos.
  6. Tetera para calentar el agua.  Esta tetera tipo “cuello de cisne” es la más práctica para quienes andan explorando los métodos de extración como la prensa francesa, la aeropress, el filtro tipo V60.
  7. Thermos para café. Este mantiene el café caliente hasta 5 horas y este parece lente de una cámara.
  8. V60. Este método produce un café aromático pero suave (perfecto para el Suave y Alegre de la Gente de la Isla :P). Pueden encontrarlo de cerámica o de cristal. Vale la pena agregar los filtros al regalo.
  9. Tazas de “Arte de Café”. El regalo perfecto para quienes disfrutan su café y sus tazas. Exclusivo de Casa Cuesta en Santo Domingo.
  10. Mugs. Nunca se tienen demasiados. Este me encantó. En Santo Domingo hay muy bonitos en Zara Home, Casa Cuesta, Ikea y Casa Hogar.
Advertisements

Grequitas de Navidad

Las grecas son bien navideñas. Yo se que es una afirmación sorpendente, pero lo son. ¿Por qué digo eso? Lo digo porque en la mayoría de las casa dominicanas se usan grecas para colar el café y en Navidad se cuela mucho café; por la brisita y porque se reciben a los seres queridos en nuestras casas.

Hoy les quiero dejar una lista muy corta de algunas grecas que pueden servir para sustituir las grecas de aluminio con el asa derretida, la goma verde y el fondo quemado que pueden verse en muchas casas.

1. La más linda:

Veg Vegano Stainless Steel Espresso Maker: En acero inoxidable y con detalles dorados, un regalo perfecto para las cocinas coquetas.

2. La compañera del cotidiano:

Bialetti Musa: Fabricada por el productor original de las grecas, esta Bialetti de acero inoxidable no decepciona.

3.Para los amantes del diseño:

Cuisinox Alpha: Esta greca moderna y elegante le agrega algo de chic al café de la mañana.

Si te interesa saber más de cómo preparar un buen café de greca, este artículo podría interesarte.

4c048235800c5cedd024138a974790d0
Los planos de “la Bialetti”, como se conoce la greca en algunas partes de Italia.

 

A propósito del café de especialidad

Hace unos días la Gente de la Isla tuvo el honor de aparecer en este artículo de The Coffee Compass como los primeros tostadores de café de especialidad de República Dominicana.

Quiero aprovechar esa buena noticia para filosofar un poco sobre el café de especialidad. Este tipo de café surge al principio de los años 2000 y se trata de un movimiento que sale de las rutas de distribución y de fijación de precios de los cafés corrientes y busca privilegiar la calidad, el contacto directo con los productores y la excelencia en la adecuación del trinomio grano-tostado-extracción.  Se prefieren los tostados claros y la acidez sobre la amargura en taza. Se trata de una rama del mundo del café en la que se trabaja con los cafés de más alta calidad en el mundo. Se busca trabajar con productores específicos para asegurar la calidad en la taza.

La primera razón por la que comenzamos a interesarnos por el café fue por su aspecto comunitario. Luego, empezamos a entender cómo en el mundo del café existe una cadena que, trabajada con justicia, permite alimentar la tierra y a miles de familias. Pienso que la gente reunida alrededor de una taza de café puede lograr maravillas. Eso suena un poco extraño leído en voz alta, pero de verdad creo que el café es una excusa perfecta para reunirse a conversar, a pensar, a cambiar el mundo con ideas nuevas.

Preparar o “colar” buen café es una tarea de una simplicidad o de una complejidad impresionante, según el nivel de compromiso con la tarea que tenga la persona que lo prepara. Un barista pone a prueba todos sus conocimientos técnicos y su nivel de conocimiento del público al que sirve con cada taza. El entusiasta que lo prepara en casa se somete a la presión de servir a sus invitados, al placer de recibir amigos en casa o al deber de poder despertarse. El café de especialidad es, en fin, una expresión de la voluntad de servir el mejor café posible, dejando el rastro más justo posible de la plantación a la taza.

dominican espresso

El café del fin de semana

Me paso la semana trabajando con café. A veces llego a los sitios y siento que huelo a café. Me ha pasado que hay personas que preguntan por el café cuando entro y no saben que lo que pasa es que están frente a una persona que se pasa el día marinándose en ese olor. Por suerte, es un aroma apreciado por la mayoría de las personas.

Cuando llega el fin de semana, es decir, el domingo para mí, el café cambia de cara y de significado. No quiero pensar en nada que no me agrade, simplemente me quiero tomar un buen café y mirar hacia el patio y jugar con nuestra gata. El café se convierte en lo que es en realidad: un momento feliz, tranquilo o intenso del día, una bebida que por razones un poco crípticas nos hace pensar en nuestros sentimientos, en los que nos rodea y en el momento presente.

Puedo escribir así por mucho tiempo, porque el tiempo libre es para eso también: para pensar, para escribir de lo que a uno le interesa o necesita, para mirar para adentro y para afuera y para jugar en la cocina o pasear por la Ciudad Colonial. El café del fin de semana me hace pensar en todo eso, me vuelve un poco poeta.

Bien temprano, cuando todavía no hay ruidos ni bocinas
Bien temprano, cuando todavía no hay ruidos ni bocinas

Del amor por espresso parte 1

Para mí, un buen espresso después de comida no tiene precio. Prefiero el café de filtro para por la mañana y para soñar, pero un buen espresso para cuando el día se complica y hay que hacer planes.

Como consumidor, el café de espresso es especial: la belleza visual de la crema, el color de la extracción y la intensidad del sabor. Todas esas cosas lindas producidas en muy poco tiempo. Como barista, el espresso es un reto infinito. Todos los días se puede ajustar algo para lograr un mejor espresso y una extracción perfecta. Como catador, el espresso agrega notas de la extracción y resalta los sabores que el café ya tenía.

Hacer un buen espresso en casa no es muy fácil porque se depende mucho de la máquina. Aunque se tenga buen café y buena mano, si la máquina no cumple con los requisitos de presión y potencia, el resultado será muy pobre. De igual modo, las máquinas para espresso pueden ser costosas y requieren mantenimiento. En fin, el espresso es un un arte/ciencia que requiere de una pasión particular.

Mi espresso de esta tarde y la lista de tareas que no se acaba
Mi espresso de esta tarde y la lista de tareas que no se acaba

 

En las próximas entradas sobre espresso trataré de cubrir los puntos clave para que, aunque algunos no se motiven a intentarlo, puedan identificar una buena extracción cuando vayan a un café.

Voy a terminar el día de hoy dejándo un poco de lectura sobre el espresso y diciendo como avance que un espresso no siempre tiene que ser muy amargo, debe ser extraído entre 20 y 30 segundos y… debe tener su propia crema de café (sin agregar leche). Les dejo la tarea de comenzar a contar el tiempo de extracción de los espressos que les sirvan y a pensar si sienten alguna diferencia entre un espresso y otro.

Cómo entender los métodos de extracción del café

La semana pasada vimos la greca. Antes de pasar a otros métodos, quiero explicar hoy la diferencia entre las diferentes familias de métodos de preparación del café. Ya ven, se está poniendo verdaderamente cafetero esto.

El método de extracción es muy importante para obtener lo mejor de cada café. Existen distintos métodos de extracción del caldo del café. Para entenderlos mejor, pienso que es correcto dividirlos en dos grandes categorías: con filtro o presión débil y con presión fuerte.

Dentro de los métodos de filtro o presión suave se encuentran el filtro cónico, el “drip” y el chemex.  Estos métodos tienen en común que la presión que ejerce el agua sobre la molienda viene solamente de la fuerza de gravedad. Esto significa que el caldo del café se extraerá de una manera más suave y lenta, lo cual provocará que el resultado sea una bebida con menor concentración y con características más parecidas a una infusión.

 Con respecto a los métodos de extracción por presión fuerte, el más conocido por nosotros es la greca. La máquina de espresso también extrae por presión y es en el método donde se ejerce más presión para extraer el café en la menor cantidad de tiempo, de 20 a 30 segundos. En estos casos, hay una presión adicional que se ejerce sobre la molienda para extraer el caldo y como resultado en taza, tendremos un café mucho más denso y con más cuerpo.

 Algunos métodos como el aeropress y la french press tienen tanto elementos de filtración como de presión para extraer el café.

 Cada uno de esos métodos tiene características distintas, desde el artefacto que se utiliza para su realización hasta el resultado en taza. Los cafés de filtro tienen menos cuerpo, son más ligeros y ayudan a resaltar las notas frutales, vegetales y florales del café. Los métodos de extracción por presión suelen producir cafés con mayor concentración y cuerpo y favorecen los sabores de chocolate, tabaco y terrosos.

 Los invito a probar un método de cada familia y ver qué resultado le gusta más. Les advierto, si el método de extracción suave les produjo un café “insípido” o “aguado”, hay algo mal en la proporción de agua y café que están utilizando.

 

Un café de Aeropress. Este es mi método prefereido ;)
Un café de Aeropress. Este es mi método preferido 😉

Próximo tip cafetero: La semana que viene estaremos viendo en detalle la Prensa Francesa.  Es un método muy especial y fácil de trabajar.

Café para dos

La razón principal por la que comencé a interesarme por el café fue por su aspecto federador. Yo pienso que la gente reunida alrededor de una taza de café puede lograr maravillas. Eso suena un poco extraño cuando lo leo en voz alta, pero de verdad creo que el café es una excusa perfecta para reunirse a conversar, a pensar, a cambiar el mundo con ideas nuevas.

Hace unos días leí este artículo en TheKitchn, titulado “In defense of simple coffee brewing”. Estoy de acuerdo con los autores en muchas ideas, porque pienso que preparar o “colar” buen café en casa es una manera de obligarse a tomarse una pausa y pensar un poco en la inmortalidad del cangrejo, en un mundo donde nos dicen constantemente que tenemos que ir más rápido, tener más, lograr conformarnos más a los estándares del mundo… y uno ni sabe bien cuales son, así que se defiende como puede y busca modelos en cualquier sitio.

Por más que me guste el café, no creo que sea lo único que nos permita lograr momentos de ese tipo. Soy de opinión de que hay una cantidad infinita de formas de compartir sueños o de acordarse uno de que los tiene. Para mí, colar un café de una manera sencilla, bonita y que me recuerde que de la simplicidad salen muchas cosas con virtudes, es una manera de asegurarme de que hay instantes que se pueden hacer sin máquinas y que está bien que algo tome más de 30 segundos. Mejor todavía si esos más-de-treinta-segundos son compartidos con alguien.

Café para dos en una mañana de enero
Café para dos en una mañana de domingo